• Observatorio de Política Exterior Argentina

Las relaciones bilaterales entre Argentina y Ucrania

Por Florencia Bonanno.


Los vínculos argentino-ucranianos se caracterizan por una multiplicidad de factores.

El primero de ellos, tiene que ver con la inmigración y la cooperación cultural. En 1897, las circunstancias socio-políticas desfavorables y la falta de trabajo en Ucrania actuaron como estímulos para que muchas familias emigren de su país con destino hacía América Latina, siendo uno de los lugares que mayor oleada de inmigración ucraniana recibió nuestro país. Para 1903 el número de inmigrantes ya se había incrementado a 6000 habitantes. Es decir que en un lapso de tiempo relativamente corto, Argentina se convirtió en la Segunda Patria para niños, niñas, jóvenes y adultos provenientes de Ucrania.


De hecho en 1907, durante el Décimo Aniversario de la llegada de los primeros ucranianos y ucranianas a la Argentina, se abrió la primer escuela ucraniana, surgió la Asociación “Prosvita” (Instrucción) y se empezó a editar a partir de 1928 el periódico “Ukrainske Slovo” que en castellano se traduce como “La Palabra Ucraniana” (Warszawski, 2010). Estos flujos migratorios continuaron acentuándose durante la IGM, IIGM y la disolución de la Unión Soviética (URSS) hasta la actualidad, siendo la diáspora ucraniana en Argentina la segunda más importante luego de Brasil. Asimismo, la comunidad ucraniana en nuestro país es la séptima más importante a nivel mundial, con alrededor de 450.000 miembros.


A su vez, con el paso del tiempo, las líneas de cooperación bilateral se fueron multiplicando, principalmente en términos tecnológicos. Hace más de 30 años las turbinas hidráulicas fabricadas en Ucrania funcionan en varias centrales hidroeléctricas, como es el caso de la Represa binacional de Salto Grande. De la misma forma, gozan de buena reputación en el país los transformadores de potencia y otros equipos energéticos de fabricación ucraniana (MRECYC, 2017).


Por otro lado, también existe un vínculo en términos de colaboración técnico-militar. La vinculación en el ámbito de defensa con Ucrania comenzó durante la gestión de Carlos Menem por medio de un acuerdo marco de tipo general, de vigencia indefinida, que firmó el entonces ministro Jorge Domínguez, en Kiev, el 7 de octubre de 1997. Más tarde, en abril de 2013 en la presidencia de Cristina Kirchner, el titular de Defensa, Arturo Puricelli, firmó un Convenio con su par ucraniano, Pavlo Lebediev. De esta manera, nuestro país pretendía intercambiar conocimientos y tecnología con el polo industrial militar de Ucrania, el cual presenta capacidades superiores en las áreas navales (buques polares) y aeronáutica (motores y turbinas para helicópteros y aviones), así como también en otras actividades de soporte para la defensiva militar. No obstante, esta última propuesta no contó con la ratificación del Congreso de la Nación (Aguilera, 2022), en parte para contrabalancear el peso de las relaciones bilaterales de Argentina con Rusia, y las administraciones siguientes parecieron continuar con el estado de enfriamiento del vínculo con Ucrania manteniendo solo visitas oficiales entre cuerpos diplomáticos y mandatarios.


Ahora bien, situándonos en el actual gobierno de Alberto Fernández y la relación de la PEA con Ucrania, podemos destacar que en la Conferencia de las Partes 26 y/o COP26 en Glasgow, el mandatario argentino mantuvo una reunión con el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky. Durante el encuentro presencial, ambos países afirmaron su voluntad de continuar fortaleciendo la cooperación bilateral para que ésta adquiera una mayor dinámica, así como también el intercambio de visitas. AdUn segundo punto que ha influido en los lazos estrechos entre Ucrania y Argentina son las relaciones político-diplomáticas que datan de un largo tiempo. En febrero de 1921, Argentina se convirtió en el primer y único país de América Latina en reconocer y establecer relaciones oficiales con Ucrania. No obstante, en 1922, Ucrania perdió su independencia y pasó a formar parte de la URSS. Más adelante, con la disolución de la Unión Soviética y, durante el gobierno de Menem nuestro país en 1991 volvió a ser el primero en reconocer la independencia de Ucrania y al año siguiente, se concretaron las relaciones diplomáticas-políticas formales entre ambos países por segunda vez (Zubelzú, 1999). Asimismo, desde el inicio de la relación los distintos mandatarios de ambas regiones han realizado visitas a los dos países e inclusive en 1993 la Ciudad de Buenos Aires firmó un Convenio de Hermanamiento con Kiev.


Además, se intercambió información sobre el estado de situación de la pandemia en ambos países, y se hizo hincapié en la importancia de continuar estrechando lazos culturales, teniendo en cuenta la magnitud de la colectividad ucraniana en Argentina (UKRINFORM, 2021).


Pese a que este encuentro parecía una nueva oportunidad de reactivar las relaciones entre ambas regiones, el avance bilateral se vió estancado a raíz de una nueva invasión rusa a Ucrania, conflicto que ha tenido repercusiones en la economía Argentina ya que el abrupto precio de los commodities profundizó aún más la suba de los alimentos en un contexto local caracterizado por su inflación.


Respecto a la postura diplomática argentina, si bien en un principio nuestro país se abstuvo de condenar la invasión ilegal, injustificada y no provocada de Ucrania por parte de la Federación Rusa y pedir la retirada inmediata de la presencia militar de esta última en el marco de la Organizaciones de los Estados Americanos (OEA); luego las posiciones manifestadas a través de la Cancillería Argentina tomaron un tono más neutral expresando la preocupación por los acontecimientos ocurridos en Ucrania. Posteriormente se denotó el rechazó argentino a la cuestión, condenó el uso de la fuerza por parte de Rusia y se enviaron Cascos Blancos argentinos a la zona de conflicto bélico para prestar ayuda humanitaria (OPEA, 2022). Resta entonces, seguir de cerca cuáles serán las medidas de cooperación que elige tomar o no nuestro país con su homólogo ucraniano para seguir reforzando el balance de la relación bilateral.


Referencias

Aguilera, Egardo (2022). Ámbito: Cautela histórica en las relaciones bilaterales de defensa con Ucrania. Disponible en: https://www.ambito.com/politica/defensa/cautela-historica-las-relaciones-bilaterales-ucrania-n5382800

Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto (2017). Comunicado oficial: 25° Aniversario de la Relaciones Bilaterales entre Argentina y Ucrania. Disponible en: https://eucra.cancilleria.gob.ar/es/content/25%C2%B0-aniversario-del-establecimiento-de-relaciones-bilaterales-entre-argentina-y-ucrania

OPEA (2022). Informe semanal Nro 639. Disponible en: https://www.opeargentina.org/post/opea-639

OPEA (2022). Informe semanal Nro 640. Disponible en: https://www.opeargentina.org/post/informe-640

OPEA (2022). Informe semanal Nro 641. Disponible en: https://www.opeargentina.org/post/opea-641

UKRINFORM (2021). Zelenski acuerda con el presidente argentino un intercambio de visitas. Disponible en: https://www.ukrinform.es/rubric-polytics/3343524-zelensky-acuerda-con-el-presidente-de-la-argentina-un-intercambio-de-visitas.html

Warszawski, Uniwersytet (2010). Revista CESLA, vol. 1, núm. 13, pp. 257-263. Disponible en: https://www.redalyc.org/pdf/2433/243316419020.pdf