top of page
  • Foto del escritorObservatorio de Política Exterior Argentina

La Política Exterior de Javier Milei en sus primeros 100 días de mandato.

Por Gabriela Leonardelli*


Varios días han pasado desde el 10 de diciembre de 2023,  fecha en que Javier Milei asumió como nuevo presidente de la República Argentina. En un mundo cada vez más globalizado, donde en el curso de los últimos cuatro años la humanidad atravesó  una pandemia, dos conflictos bélicos de potencial escala, y dónde las decisiones políticas generan costos en múltiples áreas, cabe preguntarse: ¿Cómo ha sido la política exterior de Argentina a lo largo de los primeros meses de la administración actual? ¿Qué continuidades - o discontinuidades - podemos ver entre el discurso de campaña de La Libertad Avanza (LLA) y lo que efectivamente se vislumbra en la práctica por parte del actual gobierno?

En la plataforma electoral de LLA no hubo propuestas explícitas de política exterior,  más bien se hizo mención a que “solo con una economía abierta e inserta al mundo podría lograrse una explosión de las actividades agropecuarias y propiciar la industrialización de los productos respectivos de la cadena de valor” (La Libertad Avanza, 2023). Asimismo, si bien los debates presidenciales carecieron de un desarrollo específico en este ámbito, Milei expresó en el último de ellos su intención de alinear a Argentina con Estados Unidos, Israel y todos aquellos países que pertenecen al denominado “mundo libre”, así como también manifestó  la intención de distanciarse de países como Brasil y China. 


El primer viaje al extranjero de Milei como presidente electo ha sido a Estados Unidos; y ya en ejercicio de su poder a Israel, luego a Italia y al Vaticano. Respecto a la posición del presidente hacia la Iglesia Cristiana, no pasa desapercibido el giro en el vínculo de Milei con el Papa, a pesar de sus dichos de campaña en contra de Francisco, luego del encuentro afirmó que entendió que “el Papa es la persona más importante de toda la Argentina”, habiendo “reconsiderado algunas posiciones” y que desde entonces, empezó a “construir un vínculo positivo” (OPEA, 2024).


Por otra parte, también puede apreciarse un giro más pragmático en lo que respecta a la relación con Brasil y China. Cabe recordar que desde hace tiempo el país asiático es el primer destino de las exportaciones agropecuarias y ganaderas, mientras que el homólogo sudamericano es el principal destino de nuestras exportaciones industriales. Poco después del ballotage, la canciller Diana Mondino se reunió antes de asumir sus funciones en el Palacio Itamaraty con Daniel Scioli, embajador argentino en Brasil; el canciller brasileño Mauro Vieir; el embajador de Brasil en nuestro país, Julio Glinternick Bitelli; y Celso Amorim, asesor de relaciones internacionales de Lula da Silva. Además, Mondino, también se reunió con el ministro chino de Asuntos Exteriores, Wang Yi en Münich, en el marco de la Conferencia de Seguridad acontecida en febrero. En el mismo,  se intentó bajar la tensión y remarcar que no existen "conflictos reales" entre Beijing y Buenos Aires (C5N, 2024).

 

En cuanto a los vínculos regionales bilaterales, Milei no ha viajado aún a ningún país de la región siendo mandatario electo ni como presidente en ejercicio. En el plano multilateral, si bien Javier Milei aseveró en campaña que “hay que eliminar el Mercosur porque es una unión aduanera defectuosa que perjudica a los argentinos de bien” (Parlamento Mercosur, 2023), posteriormente en ejercicio manifestó su intención de continuar con el estancado acuerdo Unión Europea-Mercosur, acordado en 2019 pero retrasado por la postura algunos gobiernos europeos. Otro organismo en debate es el UNASUR: Argentina y Brasil la impulsaron en 2008, la administración de Macri se retiró del mismo en 2019 y el gobierno de Fernández reingresó en 2023. En tanto al actual gobierno  de LLA, aún no  se ha comunicado ninguna decisión formal a pesar de sus intenciones públicas de abandonarlo. 


Otra situación similar puede observarse en la decisión de no ingresar a los BRICS, dando por tierra una pretensión de la Argentina que se inició con el gobierno de Cristina Fernández y se completó con la invitación enviada en el de Alberto Fernández. En una carta enviada a los miembros del BRICS, Milei argumentó que “la impronta en materia de política exterior del gobierno que presido desde hace pocos días difiere en muchos casos de la del Gobierno precedente” (El Cronista, 2023). El ingreso a los BRICS hubiese sido percibido como un posicionamiento contrario a Estados Unidos y sus aliados, actores de peso en el FMI, organismo con el cual Argentina deberá renegociar su deuda. Sin embargo, el rechazo a los BRICS acarrea costos reputacionales respecto a la inestabilidad no solo económica, sino también política de nuestro país. 


Respecto a Malvinas, Milei declaró su determinación de recuperar las islas por los canales diplomáticos, remarcando en el segundo debate presidencial la importancia de la premisa constitucional que declara la soberanía sobre las islas. En relación a esto tanto Milei como Mondino han mantenido reuniones con David Cameron, en el marco del Foro de Davos y en la cumbre del G20, respectivamente. Si bien en ambas reuniones coincidieron en la importancia de profundizar la cooperación, también se reconoció la existencia de un desacuerdo respecto a Malvinas. En consideración a esto, la Canciller Mondino expresó el malestar por las declaraciones de Cameron y su visita a las Islas (OPEA, 2024). Una vez más, la postura hacia Malvinas parece ser el único punto de continuidad en la política exterior argentina de los últimos gobiernos, independientemente de las divergencias en sus posiciones ideológicas. 


Como conclusión, podemos decir que durante la campaña, el candidato defendió una visión ideológica y dogmática de las relaciones internacionales, pero una vez en ejercicio como presidente ha debido dar ciertos giros pragmáticos, en especial para mantener tanto vínculos diplomáticos como comerciales. Si bien Milei ha insistido en limitar la intervención del Estado en las relaciones comerciales con el exterior, donde cree que debe primar el “laissez faire”, el contexto internacional requiere de un análisis crítico constante, donde la rigidez de las posturas ideológicas puede generar grandes costos si no tienen un anclaje real, que tenga en cuenta impactos y costos. Este es un fenómeno recurrente en la política exterior argentina, donde la mayor parte de los gobiernos de turno han optado por políticas cortoplacistas, muchas veces contraponiéndose radicalmente a las medidas tomadas por gestiones anteriores. 


Mucho tiempo queda aún por delante para el actual gobierno, en un escenario regional donde habrá elecciones claves en 2024 en América Latina, y donde Trump ostenta posibilidades de volver al cargo presidencial en Estados Unidos. ¿Podrán las nuevas derechas dar respuesta a los principales desafíos globales, o para ello se requerirá una mayor intervención estatal?


*Licenciada en Relaciones Internacionales.



Referencias:


C5N (2024). China propone un acercamiento con Argentina: "No hay conflictos reales" . Disponible en: https://www.c5n.com/politica/china-propone-un-acercamiento-argentina-no-hay-conflictos-reales-n146794


El Cronista (2023). “Argentina renunció a los BRICS: qué dice la carta que envió Javier Milei al bloque”. Disponible en: https://www.cronista.com/economia-politica/argentina-renuncio-a-los-brics-que-dice-la-carta-que-envio-javier-milei-al-bloque/



OPEA (2024). Informe Semanal Nº 721. Disponible en: https://www.opeargentina.org/post/opea-721


OPEA (2024). Informe Semanal Nº 722. Disponible en: https://www.opeargentina.org/post/opea-721-1




Comments


bottom of page