• Marcia Graf Rey

La Política Exterior Argentina en tiempos de pandemia

Marcia Graf Rey*


Hoy por hoy estamos atravesando tiempos difíciles dados por el propio marco de la pandemia de la Covid-19, la cual nos llena de preguntas, como por ejemplo ¿cuál será el rumbo que tomará la política exterior argentina respecto de los temas de agenda? y luego, si existirán modificaciones a causa de esta nueva enfermedad.

Seguramente, como muchos especialistas ya advierten, el mundo postcoronavirus no será el mismo, y quizás sean tiempos adecuados para empezar a prepararnos para lo que se viene. La política exterior del gobierno de Alberto Fernández se basa fundamentalmente en dos sistemas de creencias: la del “dinamismo pragmático, en un mundo de soberanías multidimensionales”, y la del “fortalecimiento de la institucionalidad democrática en Sudamérica y en la región”. El propio presidente en su discurso inaugural de las sesiones del Congreso el 1° de marzo de 2020, definió su estrategia mediante diez ejes de gestión: 1) contribuir para que América Latina encuentre su voz, expanda su agenda y reconfirme sus principios, 2) dar continuidad a los valores esenciales de defensa de la paz y la seguridad internacionales, 3) solucionar de manera pacífica las controversias y apoyar el multilateralismo, 4) respetar el Derecho Internacional y los derechos humanos, 5) lograr la equidad de género, 6) proteger el medioambiente, 7) fortalecer la integración regional en el Mercosur y a nivel global, tanto con países desarrollados como con los emergentes y en desarrollo, 8) abrir el diálogo con potencias de América y Europa, 9) lograr asociaciones estratégicas integrales con China y con Rusia, y 10) afianzar la soberanía territorial sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur (Casa Rosada, 01/03/2020)

Faltaban pocos días para que el coronavirus pisara suelo argentino, y en los primeros meses de gestión, varios hechos pusieron de relieve los rasgos de la política exterior de la nueva administración: la visita del presidente a Israel, su asistencia a la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), la intervención en la disputa por la presidencia en la Organización de Estados Americanos (OEA), la crisis venezolana, y el asilo político dado al exmandatario boliviano Evo Morales. No obstante, a partir de la llegada de la enfermedad Covid-19 en las primeras semanas del mes de marzo, el gobierno tomó la decisión de enfocar todos sus esfuerzos en los aspectos sanitarios con el afán de “aplanar la curva de contagio”. Esta decisión nos permite advertir, por lo menos, un componente vertebrador que tiene que ver con el espacio geográfico, el cual de momento aparece centrado en la profundización de la relación con China para la obtención de una creciente cooperación sanitaria; así como también, los intercambios de buenas prácticas que fueron realizados con otros países y los progresos dados en el propio Mercosur.

Sin embargo, dichos esfuerzos no han estado ajenos a fricciones bilaterales y multilaterales como ocurrió con el mencionado bloque regional, que se ha visto convulsionado en las últimas semanas por desacuerdos en las negociaciones comerciales con terceros países. En tanto que las comparaciones que ha hecho el Jefe de Estado argentino en sus respectivos anuncios de actualización de la cuarentena, hizo necesario que entablara conversaciones posteriores con sus pares para relajar tensiones. Muestra de ello, fue la respuesta que diera el presidente chileno, Sebastián Piñera, y la reunión que sostuvieron los ministros de salud y cancilleres de ambos países a finales de abril, a través de una videoconferencia para conversar sobre la pandemia e intercambiar información sobre la situación epidemiológica (OPEA, 2020).

Adicionalmente, los coordinadores nacionales en el Grupo de Mercado Común de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay se reunieron vía teleconferencia, a raíz de la Declaración de los Presidentes del Mercosur del día 19 de abril del 2020, la cual instruyó que los órganos debían seguir trabajando para avanzar en la agenda de integración, y esforzarse para coordinar y superar los obstáculos en materia de comercio y transporte entre los Estados Parte. Como consecuencia, quienes estuvieron presentes acordaron compartir, relevar, compilar y poner a disposición las medidas adoptadas en materia comercial, de transporte, de salud por cada país contra la Covid-19 para evaluar su impacto, en coordinación con la Secretaría del bloque regional. También decidieron otorgarle un marco jurídico y formalizar las videoconferencias como mecanismo legal del organismo para dinamizar y agilizar su funcionamiento (OPEA, 2020).

En definitiva, a diferencia de la década macrista sin pandemia aunque con severas dificultades económicas, la política exterior está atravesada por el intento de encontrar mejorar el sistema de salud del país, al tiempo que se negocia la deuda externa para buscar la manera de evitar un impacto que deteriore aún más la ya tan golpeada economía argentina. La Covid-19 se ha transformado en un eje central de la estrategia externa del gobierno de Alberto Fernández y habrá que esperar para saber si se encuentra el rumbo para lograr el mentado dinamismo pragmático, que facilite una mejor obtención de los dividendos de la actual globalización, en un contexto que se avizora para los años venideros mucho más complejo, con creciente pobreza y desigualdad en todo el continente, tal como lo advierte el último informe de la Cepal de mayo de 2020. No caben dudas que los desafíos persisten y que requerirán de esfuerzos renovados en materia de política exterior, sobre todo para afrontar los problemas socioeconómico-actuales y los que se avecinan.

*Máster en Globalización, Comercio Internacional y Mercados Emergentes


Referencias

Cepal (2020). “Informe Especial Covid-19. El desafío social em tempos de Covid-19”, disponible en: https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/45527/5/S2000325_es.pdf

Casa Rosada (2020). Discurso de Alberto Fernández: “Apertura de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación”, disponible en: https://www.casarosada.gob.ar/informacion/discursos/46746-discurso-del-presidente-alberto-fernandez-al-encabezar-la-apertura-del-periodo-138-de-sesiones-ordinarias-del-congreso-de-la-nacion

OPEA (2020) Informes 561-560-559-558, disponibles en www.opeargentina.org, consultados en mayo de 2020.

0 vistas
Enlaces de interés:
OPEA - Observatorio de Política Exterior Argentina

 

2000 Rosario, Santa Fe, Argentina

opea@opeargentina.org

  • facebook-logo-button
  • twitter-logo-button
  • linked-in-square-button
  • youtube (1)

© 2019 Observatorio de Política Exterior Argentina. Todos los derechos reservados.