• Observatorio de Política Exterior Argentina

Argentina ¿Camino hacia la inteligencia artificial?


Por Florencia Bonanno


Tiempo atrás, la posibilidad de que un robot o una máquina suplantara al ser humano y su proceso cognitivo parecía la trama perfecta para una película de Hollywood. Sin embargo, la globalización y el desarrollo a pasos agigantados de la tecnología ha convertido a la inteligencia artificial (IA) en una realidad. La economía global transita por una nueva fase, caracterizada por la digitalización y la conectividad: la “Cuarta Revolución Industrial”. Este fenómeno involucra a los sistemas ciberfísicos, la robótica, el internet de las cosas, la conexión entre dispositivos y la coordinación cooperativa de las unidades de producción.


Todo esto, marca un cambio sin precedentes para la humanidad afectando a todas las disciplinas, requiriendo a su vez del diseño de políticas estratégicas por parte de los Estados para poder adaptarse correctamente. Algunas de las preocupaciones más recurrentes son: ¿cómo afectará esto al mercado laboral? o ¿cómo insertarse en el nuevo paradigma económico digital y lidiar, además, con la construcción de una nueva geopolítica?


De ésta manera, la IA se ha convertido en un asunto no menor para la comunidad internacional. Tal como lo afirmó el mandatario ruso, Vladimir Putin, durante uno de sus discursos (...) “aquel país que consiga liderar el desarrollo de la inteligencia artificial será el amo del mundo” (...). Para darse cuenta de esto, basta con analizar los motivos -incluyendo los tecnológicos- que se esconden detrás de la disputa comercial entre China y Estados Unidos, personificados por el conflicto entre Huawei y Google.


En la actualidad, también encontramos países como Canadá, Francia e Inglaterra que se consolidan como algunos de los mayores inversores en tecnología e innovación, posicionándose a la vanguardia de este nuevo paradigma.


En lo que respecta a América Latina y el Caribe, la IA apenas está dando sus primeros pasos. La automatización y los robots se encuentran transformando procesos industriales, especialmente en los sectores automotrices, químicos y plásticos. Además, según el informe realizado por las empresas Everis y Endeavor titulado: “El Impacto de la Inteligencia

Artificial en el emprendimiento en América Latina” (2017) , el sector privado alcanzó la venta de 1.1 millones de dólares en más de 70 proyectos que comprenden a Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Argentina. Asimismo, se remarcó que las empresas latinas han adquirido un expertise de alto nivel en términos de provisión de software, salud, medios de comunicación, educación, minería, marketing, cadenas de suministros y retail, sólo por mencionar algunos. Cabe destacar, especialmente, el rol de la Argentina en este sentido. La última edición del informe mencionado (2018), hizo hincapié en el liderazgo de las compañías argentinas a nivel regional, con una facturación promedio de 3.67 millones USD, siendo una de las más importantes luego de las compañías peruanas.


Igualmente, nuestro país ha firmado durante 2018 el decreto 996/2018, consagrando las bases para la “Agenda Digital 2030”. Dentro de ésta última, se enmarca el Plan de Inteligencia Artificial, siendo la primer iniciativa nacional para promover el impulso y generación de IA. El mismo se encuentra siendo coordinado por la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y desarrollado conjuntamente por Jefatura de Gabinete de Ministros, la Secretaría de Modernización, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología y el Ministerio de Producción y Trabajo; aunque a pasos lentos y todavía se espera a que entre en vigor.


Asimismo, en agosto del corriente año, nuestro país fue reconocido por la UNESCO -Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura- producto de su gran desempeño en términos de inteligencia artificial y educación. Cabe destacar, que Argentina ocupa el puesto número 20 en lo que respecta a profesionales con capacidades de IA (Word Economic Forum, 2018), donde los mayores conocimientos están concentrados en Software y Servicios Informáticos (40% del empleo) y Educación (19%). Le siguen Servicios Financieros (7%), Manufactura (6,5%) y Servicios Corporativos (4,5%). También, nuestro país figura como uno de los países con startups (empresas emergentes) de IA más grandes de latinoamérica (Ámbito, 2018). Otro dato interesante a tener en cuenta, es que el nuevo paradigma marca una gran brecha de género siendo que sólo un 17% de mujeres se encuentran formadas en este campo (Word Economic Forum, 2018).


Para concluir, no caben dudas de que nuestro país quiere abrirse camino hacia la inteligencia artificial, a través de la concatenación del sector privado, público y academia para poder jugar un rol clave ante las exigencias globales del nuevo paradigma. La coyuntura actual del escenario internacional, varias veces ha demostrado que el desarrollo tecnológico no sólo es propiedad de los países desarrollados. Cualquier Estado dispuesto a invertir tanto en ciencia, innovación y educación, como a trazar políticas públicas en este sentido, puede hacerse de las herramientas necesarias para enfrentar los desafíos del nuevo paradigma. Sin embargo, y especialmente para la Argentina todavía queda un empinado camino por recorrer.

0 vistas
Enlaces de interés:
OPEA - Observatorio de Política Exterior Argentina

 

2000 Rosario, Santa Fe, Argentina

opea@opeargentina.org

  • facebook-logo-button
  • twitter-logo-button
  • linked-in-square-button
  • youtube (1)

© 2019 Observatorio de Política Exterior Argentina. Todos los derechos reservados.