• Observatorio de Política Exterior Argentina

Santa Fe y su protagonismo en la lucha contra el cambio climático

Por Florencia Bonanno


El cambio climático, es sin dudas, uno de los mayores problemas que experimenta la comunidad internacional. Durante más de un siglo y medio, las actividades humanas han tenido como consecuencia una generación desmedida de gases de efecto invernadero (GEI), que se acumulan en la atmósfera modificando la temperatura media mundial de la tierra. Esto afecta negativamente la calidad de vida humana, deteriorándose no sólo el ecosistema sino también repercutiendo sobre nuestra salud, sólo por nombrar algunos ejemplos.

Para revertir esta situación, según el informe especial 2018 del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), la temperatura global debería mantenerse en una máxima de 1.5°C en lugar de 2°C o más. De lo contrario, los efectos ambientales serían catastróficos. La buena noticia es que, en la actualidad, los instrumentos con los que cuentan los diferentes actores para revertir la crisis climática han encontrado algunos cimientos sólidos. En este sentido, se pueden destacar la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (1992); el Protocolo de Kioto que se adoptó en 1997 pero entró en vigor durante 2005; el Acuerdo de París adoptado en 2015 y vigente desde 2016 y la Agenda 2030 de Naciones Unidas que establece los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobada en 2015, son algunos de los ejemplos más destacados.


En lo que refiere a la Argentina, podemos sostener que, con la reforma de la Constitución Nacional de 1994, los Artículos 41 y 43 que expresan el derecho a un ambiente sano, marcaron el compromiso inicial de nuestro país con la temática. Asimismo, nuestra República adhirió a diferentes tratados internacionales relacionados con el tema al igual que se avanzó en marcos regulatorios a nivel nacional. Cabe destacar que, para 2016, la participación respecto a las emisiones globales fue del 0,7 % (Informe del Estado del Ambiente) cifra que es relativamente baja si miramos el ranking internacional.


Por otro lado, también podemos afirmar que el contexto regional ha sido favorable en cuanto a avances ambientales y que Santa Fe ha seguido el camino hacia esta dirección. Nuestra provincia ha venido elaborando políticas de mitigación y adaptación para disminuir los GEI. Un primer ejemplo de esto, ha sido la transición hacia las energías renovables y sustentables. Durante 2019, la Provincia de Santa Fe logró convertirse en la primera provincia de Argentina en tener su propio programa de Generación de Energías Renovables (GENERFE), el cual beneficiará a más de 320 mil habitantes (El Litoral, 2019).


Hasta el momento, el único proveedor nacional era CAMMESA (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico). Otra iniciativa sobresaliente es la creación de la Liga Bioenergética de las Provincias, en donde Santa Fe ha sido uno de los promotores de su creación (2018). Forman parte de la misma siete provincias más (Córdoba, Tucumán, Salta, Entre Ríos, Jujuy, Buenos Aires y Santiago del Estero), junto a CABA (Ciudad de Buenos Aires) y distintas cámaras empresariales con el objetivo de crear una estrategia nacional de biocombustibles que subsista en el largo plazo aprovechando las economías regionales.


En tercer lugar, podemos mencionar a la “Experiencia Biobus” en donde Rosario, se consagró como la primera ciudad de América Latina y el Caribe en tener un sistema de transporte urbano con 400 unidades, que funcionan con un 25% de biocombustible (RAMCC, 2019). También, se lanzó el programa “Bio Bus Solar” incorporando una flota de trolebuses eléctricos alimentados a partir de energía solar. Finalmente, es importante en materia de acuerdos internacionales mencionar que desde 2017 nuestra provincia pasó a ser miembro de la Coalición Under2. Este acuerdo es una iniciativa de estados subnacionales en favor del cambio climático y en la actualidad tiene 222 miembros que representan el 43% de la economía mundial. Además, nuestra provincia se posicionó dentro del mismo como


En conclusión, podemos sostener que Santa Fe viene dando grandes pasos en la lucha contra el cambio climático. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer. Para poder revertir la situación, no basta con que las acciones sean emprendidas sólo desde los niveles políticos y económicos. Se necesita mayor compromiso y concientización social para poder hacer de la temática una cuestión transversal.

Tags: #texto #ambiente #columna

37 vistas
Enlaces de interés:
OPEA - Observatorio de Política Exterior Argentina

 

2000 Rosario, Santa Fe, Argentina

opea@opeargentina.org

  • facebook-logo-button
  • twitter-logo-button
  • linked-in-square-button
  • youtube (1)

© 2019 Observatorio de Política Exterior Argentina. Todos los derechos reservados.