• Observatorio de Política Exterior Argentina

¿Argentina y Brasil en compás de espera?

Por Natalia Razovich

Aunque con altibajos, una de las constantes en política exterior argentina ha sido y continúa siendo la referencia a Brasil como socio estratégico. Desde el retorno de la democracia, el abandono de las hipótesis de conflicto entre ambos países dio paso a la percepción compartida sobre la necesidad del fortalecimiento del vínculo bilateral, en materia comercial e integración regional, materializados en la creación formal de Mercosur en 1991.

A partir de la llegada de Jair Bolsonaro al poder en Brasil, la novedad en la continuidad reside en ciertos desencuentros de carácter discursivo que, por el momento, han sido salvados en virtud de los hechos.

Un primer revés estuvo dado por la decisión de no elegir a Argentina como destino del primer viaje presidencial del mandatario brasileño, sumado a la declaración del ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, acerca de que ni Argentina ni el Mercosur serían prioridad de la gestión entrante. Sin embargo, las gestiones bilaterales de las administraciones argentina y brasileña pronto facilitaron las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea (Informe OPEA nro. 516).

Actis (2019) sostiene que, además de la profundización de la agenda heredada y materializada en la firma del acuerdo Mercosur-Unión Europea, entre Macri y Bolsonaro primó una importante sintonía regional en relación con el tema Venezuela. La concordancia parecía reestablecerse y durante la primer visita oficial de Bolsonaro a la Argentina, su canciller Ernesto Araújo, expresó que la visión del mundo que tenía Brasil coincidía con la del presidente Macri, marcando una nueva etapa en los vínculos de ambos países. Incluso, ambos gobiernos anunciaron el objetivo de avanzar en la creación de una moneda común. Al respecto, el entonces ministro de Hacienda argentino, Nicolás Dujovne, aseguró que el objetivo de converger hacia una moneda común sería una manera de promover una mayor estabilidad y un mayor comercio entre ambos países. “En algunos meses de los gobiernos de Bolsonaro y Macri, las relaciones Brasil-Argentina produjeron más frutos que en décadas de gobiernos anteriores, notoriamente de izquierda”, sostuvo Eduardo Bolsonaro, hijo del mandatario brasileño y diputado nacional, en su cuenta de twitter (Informe OPEA nro. 522). Sin embargo, las declaraciones en favor del relanzamiento de la relación comercial se dieron en el marco de una disminución continua del comercio bilateral en comparación a los valores del año anterior (Informe OPEA nro.530 y 543).

En tiempos de la campaña electoral argentina, también resultaron inéditas las declaraciones públicas, por parte de Bolsonaro, a favor y en pos de la reelección de Mauricio Macri (Informe OPEA nro. 523 y 532). Sin embargo, el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, aclaró que, aunque el gobierno brasileño prefería una victoria de Macri, Argentina era el mayor socio comercial de Brasil y que, en consecuencia, su país buscaría mantener los lazos con dicho Estado (Informe OPEA nro. 534).

No obstante, Bolsonaro, en medio de su gira por Asia, declaró que no felicitaría a Alberto Fernández por el triunfo en las elecciones presidenciales argentinas y advirtió que Argentina podría ser “apartada del Mercosur” si “hiere alguna cláusula del acuerdo con la Unión Europea”. Con el mismo tenor, Ernesto Araújo declaró que “las fuerzas del mal están celebrando” la victoria electoral de Alberto Fernández y que “las fuerzas de la democracia están lamentando por Argentina, por el Mercosur y por toda América del Sur” (Informe OPEA nro. 542). Otro ejemplo de desfasaje entre el dicho y el hecho, lo constituyó la afirmación mediante la red social Twitter de que tres empresas multinacionales (MWM, Honda y L'Oréal) le habían informado que se irían de la Argentina y mudarían sus fábricas a Brasil, y su posterior retracción luego de que las empresas mencionadas desmintieran dicha información (Informe OPEA nro. 543).

Con la victoria de Alberto Fernández en Argentina, el presidente brasileño declaró que aspiraba a tener una relación “pragmática” con Argentina a partir del 10 diciembre y a mantener los amplios vínculos comerciales bilaterales (Informe OPEA nro. 546), del mismo modo se pronunció en vísperas a la Cumbre de Presidentes del MERCOSUR (Informe OPEA nro. 547). De este modo, si bien había anunciado que no asistiría y que tampoco enviaría a un representante a la ceremonia de asunción, encomendó a su vicepresidente encabezar la comitiva oficial.

Fernández respondió el gesto y en pos de normalizar las relaciones y de contribuir al diálogo más allá de las diferencias, cobra especial relevancia no sólo que Brasil haya sido el único país nombrado explícitamente en su discurso de asunción frente al Congreso, sino también, el hecho de designar a Daniel Scioli como Embajador argentino en Brasil y a Felipe Solá como ministro de Relaciones Exteriores (Merke y Stuenkel, 10/12/2019).

Probablemente, la divergencia política e ideológica entre los mandatarios argentino y brasileño sea la mayor desde que se sentaron las bases de la asociación estratégica y la cooperación mutua. Si bien, la primera suposición de dicha divergencia hacía pensar en un escenario de distanciamiento y posible ruptura de la alianza estratégica, ambos mandatarios han moderado la retórica y las acciones. En definitiva, las administraciones son conscientes de que “ningún proyecto regional avanza sin un diálogo aceitado entre Brasilia y Buenos Aires” (Merke y Stuenkel, 10/12/2019).


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

Actis, Esteban (2019) ¿El final de una alianza estratégica? Brasil y Argentina ante la colisión ideológica. Nueva Sociedad. Disponible en: https://nuso.org/articulo/alberto-fernandez-bolsonaro-crisis-bilateral-izquierda-derecha/

Informes OPEA nro. 516, 522, 523, 532, 534, 535, 542, 543, 546 y 547. Disponibles en: www.opeargentina.org

Merke, Federico; Stuenkel, Oliver (10/12/2019) “Nenhum projeto regional avança sem um diálogo azeitado entre Brasília e Buenos Aires”. Folha de S.Paulo. Disponible en: https://www1.folha.uol.com.br/mundo/2019/12/nenhum-projeto-regional-avanca-sem-um-dialogo-azeitado-entre-brasilia-e-buenos-aires.shtml

0 vistas
Enlaces de interés:
OPEA - Observatorio de Política Exterior Argentina

 

2000 Rosario, Santa Fe, Argentina

opea@opeargentina.org

  • facebook-logo-button
  • twitter-logo-button
  • linked-in-square-button
  • youtube (1)

© 2019 Observatorio de Política Exterior Argentina. Todos los derechos reservados.